Aviso a nuestros usuarios y pacientes por la pandemia del COVID-19.

Para el Grupo de Terapia Psicoanalítica la máxima prioridad son nuestros pacientes y el equipo de profesionales que forman parte de él. Por ello, frente a la crisis actual por el COVID-19, tanto tu seguridad como la nuestra son sumamente importantes, así como lo es nuestra responsabilidad y compromiso de seguir brindándote la atención y el tratamiento que has estado recibiendo.

Como equipo, estamos atentos y seguimos estrictamente las recomendaciones hechas por las autoridades en nuestro país. Por ello, tanto en el inmueble donde nos encontramos así como en nuestros consultorios hemos tomando las medidas necesarias. Mantenemos una constante limpieza y desinfección de los consultorios, la sala de espera y el sanitario. Tenemos una ventilación adecuada y proporcionamos gel antibacterial. Además, contamos con purificadores de aire en la sala de espera y los consultorios, los cuales mantienen una excelente calidad de aire y liberan de contaminantes todo el espacio.

Asimismo, solicitamos la colaboración de nuestros pacientes para seguir las recomendaciones y medidas de prevención (ver abajo), que se han hecho a la población en general, cuando asistan a los consultorios. De esta manera, estamos preparados y conforme evolucione la situación nos iremos ajustando con las acciones más adecuadas. Por el momento, y de acuerdo a la fase de contingencia (ver abajo) en la que se encuentra nuestro país, asistir a terapia y estar en los consultorios no representa un riesgo como tal, mientras se tengan las debidas precauciones.

Sin embargo, como progrese la situación será pertinente tomar otras medidas. Por ello, pondremos a tu disposición la posibilidad de continuar tu tratamiento a distancia por algún medio de comunicación, ya sea vía online o telefónica para que este no se vea interrumpido. Esto con el objetivo de que sigas teniendo la atención frente a tu motivo principal de tomar terapia y frente a la situación actual.

Cómo profesionales de la salud mental, sabemos que este tipo de situaciones pueden agravar padecimientos como la ansiedad, la depresión, y aumentar los niveles de estrés en general. Además, el encierro prolongado por la crisis de salud y la amenaza a la seguridad y estabilidad que crean estas situaciones requieren, a menudo, contar con atención psicológica. Por ello, estamos y seguiremos contigo para brindarte el apoyo necesario.

¿Cuáles son las medidas de prevención que deben realizarse frecuentemente para evitar un contagio?

• Lávate las manos con agua y jabón utilizando la técnica mas rigurosa, o usa gel con base de alcohol con una concentración de, al menos, 70 por ciento.

• Al toser y estornudar hazlo cubriéndote la boca y la nariz con la cara interna del codo, o con un pañuelo de papel que debes desechar de inmediato y lavarte las manos.

• Evita escupir. Si es necesario hacerlo, utiliza un pañuelo de papel y deséchalo inmediatamente y lávate las manos.

• No te toques la cara, la nariz, la boca, ni los ojos con las manos sucias.

• No saludes de beso, ni de mano a ninguna persona que presente síntomas de tipo respiratorio.

• Evita aglomeraciones y mantén una distancia mínima de un metro ante personas que tengan síntomas.

• Aliméntate sanamente e incluye alimentos ricos en vitaminas C y A.

• Fomenta la limpieza y desinfecta superficies y objetos de uso común en casa, el trabajo, centros de reunión y sitios cerrados.

¿Cuáles son las fases de contingencia para la epidemia del coronavirus en México? 

La Secretaría de Salud y Dirección General de Epidemiología ha establecido tres fases en la contingencia por el COVID-19. Estas fases están se determinan por el número de personas que han contraído el virus y el nivel de propagación que este ha alcanzado. 

Primera fase: importación.

La primera fase, en la que por el momento se encuentra México , es la de importación. En este punto han comenzado a presentarse decenas de casos. En todos ellos, los pacientes han contraído el virus por importación. Es decir, se trata de personas que viajaron al extranjero y regresaron con el COVID-19.

En esta fase todavía es posible detectar el origen del contagio y casos sospechosos (personas con las que los infectados mantuvieron contacto antes de confirmarse su infección).

Debido a que el foco de infección se encuentra detectado y controlado, se considera que en este punto no es necesario aplicar restricciones como cancelación de eventos masivos o saludos de contacto físico. Sin embargo, en nuestro país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ya anunció el adelanto del periodo vacacional de Semana Santa, que se aplicará desde el 20 de marzo hasta el 20 de abril. Además, numerosas escuelas y universidades decidieron suspender sus actividades desde el martes 17 de marzo.

Parte de esta fase implica la difusión de información sobre cómo prevenir el contagio de coronavirus en espacios públicos, centros de trabajo y escolares. Es importante acatar estas recomendaciones, ya que de esta manera podrá contenerse la propagación del virus.

Segunda fase: dispersión comunitaria.

Esta segunda fase, supone el registro de cientos de casos de coronavirus, al punto de que ya no es posible detectar el origen de las infecciones.

Esto significa que los pacientes ya no sólo contraen el virus por viajar al extranjero, sino que se contagian unas a otras dentro de de propio país. Toma alrededor de cuarenta o cincuenta días en llegar a esta fase tras registrarse el primer caso.

En este punto, se suspenden los eventos masivos en espacios abiertos y cerrados. Incluso establecimientos comerciales como cines, parques, restaurantes y bares llegan a cerrar para evitar la propagación del virus.  

También se implementan filtros sanitarios en centros de trabajo y escuelas, verificando que las personas que ingresen no presenten síntomas de COVID-19.

El pasado viernes 13 de marzo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que ya se contempla una transición hacia esta fase en el país.

Tercera fase: epidemia.

La tercera y última fase de contingencia sería la de la epidemia. Se trata del nivel más grande de propagación que puede alcanzar el coronavirus. Aquí se llega al punto de contabilizar miles de casos por todo el territorio nacional.

La Secretaría de Salud señala que llegar a esta fase implicaría que no se hubiera aplicado ninguna medida para intentar contener la propagación del virus ni se atendiera a pacientes de casos confirmados o sospechosos.

Tomaría alrededor de 2 a 3 semanas tras alcanzar la segunda fase llegar al nivel de epidemia. Llegando a este punto, lo común es que los gobiernos declaren estado de emergencia o contingencia sanitaria, lo que a su vez puede implicar someter a cuarentena a su población suspendiendo actividades laborales y escolares, manteniendo cerrados establecimientos comerciales que no sean de primera necesidad y cancelando eventos públicos.

Hay países que incluso llegan al punto de cerrar sus fronteras para contener la expansión del virus. 

En este nivel, el COVID-19 ya habría infectado al 0.5% y 1% de la población de todo el país, lo que representaría hasta 1.2 millones de habitantes.

Tomado de https://www.debate.com.mx/salud/Fases-de-contingencia-por-coronavirus-o-COVID-19

También puedes consultar, para mantenerte al tanto, el siguiente sitio web del gobierno de México.

https://coronavirus.gob.mx/